16 de junio de 2015

En tu empresa ¿se come de rancho o de pintxos?

Foto de @aroru26


El modelo de gestión de una empresa, y especialmente del Ecosistema Interno,  tiene muchos paralelismos con el modelo nutricional.(tuitear)

Con todas las excepciones que queramos, los españoles comemos -  normalmente  sentados a la mesa - un menú consistente en primer plato, segundo plato, postre y café.  Generalmente se trata de platos preparados con unos pocos ingredientes, iguales para todos los comensales.
 
También tenemos otra forma muy distinta de comer, que hasta hace relativamente poco era una forma de aperitivo / entretenimiento antes de las comidas principales:  los pintxos

Comer de pintxos es algo muy distinto: los pintxos son variados por definición, generalmente se comen de pie, es habitual visitar diversos establecimientos para degustar la especialidad de cada uno, el recorrido suele efectuarse en un ambiente desenfadado, amable, divertido…




Gestionar el Ecosistema Interno de una organización es algo parecido:  Se puede hacer como quien guisa un rancho o como quien prepara una buena barra de pintxos surtidos. (tuitear)
 
 
Un Departamento de Recursos Humanos al estilo Rancho está especializado en "café para todos"
(tuitear):  normativas estándar de aplicación a todas las personas que trabajan para la organización, con gran peso en la legislación laboral.  No voy a extenderme más porque es un planteamiento archiconocido.
  
Un Ecosistema Interno bien gestionado se parece a una barra de pintxos (tuitear): Para empezar, se tiene cuidado de diseñar el entorno de trabajo de forma que resulte tan  cómodo, acogedor y motivador como sea posible. 

Del mismo modo, los "ingredientes" y las "herramientas" son sofisticados, siempre frescos y de elaboración exquisita; prácticamente todo se hace "a medida": el puesto de trabajo, la compensación, formación, horarios, evaluación, desarrollo de carrera…

Este enfoque pretende abordar dos variables estratégicas simultáneamente:
 
Las personas como tales: atendiendo a la cuota de felicidad que se les puede facilitar desde la organización;


Las personas en su rol de partícipes de la organización:

  •  facilitando la formación continuada (formal, informal, de apoyo intergeneracional, a través de las redes…), 
  • favoreciendo relaciones de respeto (impulsando la diversidad, la creatividad, la proactividad, el compromiso con los resultados…), 
  • aplanando el organigrama (organizaciones "sin jefes"... ), 
  • favoreciendo la gestión por proyectos en detrimento de los puestos de trabajo…

Todo ello  pensado para que los "comensales" se sientan satisfechos e implicados con la organización, convirtiéndose de esta forma en los mejores prescriptores posibles.

¿Qué hace tu empresa para gestionar su Ecosistema Interno? ¿Qué experiencias conoces, de primera mano o porque hayas leído, oído...?

Para que puedas responder a estas preguntas he preparado una encuesta animus iocandi, (tuitear) cuyo enlace tienes aquí.  Anímate a responder. Con los resultados publicaré un artículo que espero que resulte interesante.  Tengo la sensación de que no  conseguiremos un sesudo estudio científico (smile), pero nos resultará entretenido y nos ayudará a reflexionar.  Muchas gracias por tu participación.


La encuesta está aquí

24 de mayo de 2015

Hábitos y valores

¿Qué estamos haciendo cada uno de nosotros por una sociedad mejor?


Aristóteles nos dice que “la excelencia es el arte que se alcanza a través del entrenamiento… Somos lo que hacemos repetidamente, la excelencia no es un acto, sino un hábito”.  

Ésta es una de las frases que utiliza José Iribas  (@jiribas) en su artículo Valores que deben cotizar, que te recomiendo vivamente.

La educación infantil es la pieza fundamental para conseguir una sociedad mejor (tuitear).   La familia, la escuela, la sociedad en general ha de plantearse seriamente cómo se está educando a nuestra juventud, porque son la sociedad del día de mañana. En la infancia se desarrollan hábitos que van a marcar la trayectoria vital de una persona, y con ella las posibilidades de conseguir una sociedad más justa, ética y  responsable.

El Gobierno de Navarra está trabajando para conseguir que los niños incorporen hábitos relacionados con la convivencia y vida escolar, trabajo y estudio, bienestar personal y familiar, compromiso con las personas y la sociedad... un conjunto de hábitos que forjan personas con valores.

Cuando estos niños lleguen a la juventud y comiencen a dibujar su trayectoria laboral llevarán consigo un tesoro ético que repercutirá muy positivamente en cualquier organización en la que se integren, independientemente de su posición, responsabilidades u objetivos.  

Conozco muchas organizaciones que estimulan la incorporación / desarrollo de valores en las personas con las que trabajan:  empleados, proveedores, clientes y otros partícipes. Es un esfuerzo que exige dedicación, perseverancia, entusiasmo y compromiso.  Pero sobre todo exige que la propia organización tenga claro que los valores son la piedra  angular sobre la que se edifica el negocio (tuitear) :  se basa en valores o desaparece a medio plazo.  Siempre hay otras organizaciones que están preparadas para ofrecer los mismos productos o servicios pensando a la vez en el bienestar social, el respeto a las personas y la naturaleza,  la corresponsabilidad que tiene de que este mundo sea cada vez un poquito mejor.

Por eso es muy deseable que la escuela prepare personas éticas: dentro de unos pocos años, las organizaciones no tendrán que destinar tiempo y recursos a desarrollar valores corporativos (tuitear): vendrán "de serie" en las personas que se incorporen a la organización de una u otra forma.  

Ello permitirá que las organizaciones se centren en diseñar e implementar su modelo de negocio, que se basará obviamente en modelos de respeto mutuo, bien común y sostenibilidad.  Como dicen algunos jóvenes, es lo que tiene contar con personas éticas: generan espirales virtuosas de las que se beneficia el conjunto de la sociedad.

Bien por el Gobierno de Navarra y su visión de futuro.  Deseamos que esta buena práctica sirva de ejemplo para otras entidades. Las empresas lo agradecerán y el país en su conjunto irá avanzando puestos en el Informe Mundial de la Felicidad 

 
Gaugin, 3 niñas bretonas bailando

¿Quieres echar un vistazo a artículos relacionados?   

Valores, infancia y sociedad, 

¿Tres días de  trabajo?  Sí, con valores

Empresas que ríen 

Liderazgo, valores y éxito 

Peter Higgs y las personas 

Ética enraizada en los aprendizajes gozosos

Sabemos de compromiso

Felicidad en la empresa, ¿esperar hasta el final?