24 de agosto de 2015

Gozar de mucha y buena vida: La importancia del humor

Un pequeño homenaje al gran maestro Daniel Rabinovich

Pocas cosas me gustan más que disfrutar la compañía de una persona inteligente que tenga sentido del humor.  Además de divertirme - obvio -  me estimula las neuronas, acrecienta la creatividad, favorece el abordaje de nuevos temas, me centra en el aquí y ahora, ..... en esencia, me hace sentir la preciosa sensación de gozar de mucha y buena vida.

Esta predisposición del ánimo es muy buena para mí, pero también para las personas de mi entorno:  estoy más predispuesta a escuchar, a ayudar en la medida de mis posibilidades, a embarcarme en nuevos proyectos, a iniciar nuevas amistades / consolidar las existentes, y, en general, más abierta y bien predispuesta hacia los demás.


Así que me gusta agradecer a las personas que me regalan tantas cosas buenas.  En persona si las conozco físicamente, por cualquier otro medio si no se da el caso.

Hace pocos días ha muerto el gran maestro Daniel Rabinovich, (ver noticia)  y éste es mi pequeño homaneje.  Si quieres sumarte, puedes ver aquí uno de sus monólogos más célebres



Te dejo aquí un poco de información sobre la importancia del humor, por si quieres ojear algo:

En Humor Sapiens:   Investigaciones científicas sobre el humor
Lo que dicen los psicólogos: The Science of Authentic Happiness
Una opinión de Pilar Jericó: Un día sin reír es un día perdido
Actividades sobre el humor: Insituto Quevedo del Humor
Un caso real en el mundo de la empresa: Empresas que ríen
Un divertimento:  Un neologismo marrón

¿Qué importancia tiene el humor en tu vida?

10 de agosto de 2015

Directivos, estrés y resultados: ¿Munch o Matisse?


Conozco a más de un directivo (conozco más hombres que mujeres en esta posición) que vive su vida inmerso en la presión, el estrés y la angustia por conseguir los mejores resultados.

Me he acordado de ellos al leer una entrevista a Federica Pellegrini -  plusmarquista que ha conseguido 5 medallas en 5 mundiales - y no he podido por menos de hacer una analogía:

http://www.editaolaizola.blogspot.com.es/2015/08/directivos-estres-y-resultados-munch-o.html
  

Todos sabemos que la trayectoria profesional de los grandes deportistas es muy corta, y que después han de plantearse la vida de una forma muy diferente.  De hecho, hay organizaciones como Fundación Adecco  que se ocupan de acompañar a los deportistas en el diseño de su nueva trayectoria profesional.

En cambio, un directivo no tiene por qué tener una trayectoria profesional corta, antes al contrario:  lo ideal es que aproveche todas las experiencias de su vida (no solo profesional) para realizar su trabajo  cada vez  más eficiente tanto para él como para el entorno.

Existen dos tipos de directivos:

Quienes se toman su carrera profesional como un deportista de élite: (Resultados a través del estrés)
  1. Centrado en el trabajo;
  2. planteándose objetivos cada vez más ambiciosos sin importar los sacrificios que haya que hacer para lograrlos, a corto plazo, aplicando todos los recursos a su alcance para un solo objetivo;
  3. autocompromiso con el triunfo a corto plazo;
  4. conciencia de sus fortalezas y debilidades para competir;
  5. interés en hacer más de lo mismo;
  6. miedo a lo desconocido y a los imprevistos;
  7. cada vez más especializado.
     
Quienes consideran que dirigir organizaciones es una de las facetas de su trayectoria vital, en la que puede realizar grandes aportaciones a la propia organización, a los partícipes y al entorno consiguiendo simultáneamente mayores niveles de autocrecimiento personal.  (Resultados a través del eustrés).
  1. Centrado en la vida;
  2. objetivos de crecimiento personal teniendo en cuenta a los demás, la sociedad, la naturaleza...
  3. autocompromiso de mejora continua, consigo y con el entorno;
  4. conciencia de sus fortalezas y debilidades para cooperar al bien común (incluyendo el propio);
  5. interés por aprender y desarrollar nuevas competencias, habilidades, experiencias...
  6. interés por lo nuevo y desconocido;
  7. cada vez más holístico.

¿Qué tipo de resultados se pueden esperar de cada una de las opciones?

Como deportista de élite:

  • Tensión, angustia, temor...
  • Incertidumbre por el futuro;
  • Riesgo de pérdida de rumbo vital;
  • Riesgo de fracaso vital;
  • A largo plazo, sensación de vacío;
  • Vivir para sí.
Si tuviera que encontrar una imagen que describa ese cúmulo de sensaciones, sería "El Grito" de Munch.

Como directiv@ responsable:

  • Ilusión, paz, energía...
  • Serenidad ante el futuro,
  • Satisfacción con la trayectoria vital,
  • Satisfacción por las aportaciones realizadas,
  • Sensación de plenitud,
  • Vivir para sí y para el mundo
Para ilustrar este segundo posicionamiento se me ocurre "La alegría de vivir" de Matisse.

En líneas  generales, una organización que mira a largo plazo y desea consolidarse atendiendo también a las necesidades y expectativas de todos sus partícipes prefiere contar entre sus filas a personas que se preocupan por su trayectoria vital:  acostumbran a conseguir mejores resultados a largo plazo y con mayores cuotas de felicidad en la empresa.

Obviamente no hay una fórmula mágica para conseguir que l@s directiv@s de la organización aporten este perfil, pero -  además de cuidadosas políticas de integración, compensación, etc. - es vital que la cultura de la organización esté cimentada en los valores coporativos y que se primen comportamientos centrados en esos valores.  Aplicar un modelo de liderazgo líquido puede ser una muy buena opción.

¿Tienes unos minutos más para leer? Te dejo tres artículos relacionados:
Empresas que ríen
La felicidad como indicador del rendimiento profesional
Confianza consciente

Y para acabar, una reflexión: ¿cómo te ves en esta etapa de tu vida profesional?


16 de junio de 2015

En tu empresa ¿se come de rancho o de pintxos?

Foto de @aroru26


El modelo de gestión de una empresa, y especialmente del Ecosistema Interno,  tiene muchos paralelismos con el modelo nutricional.(tuitear)

Con todas las excepciones que queramos, los españoles comemos -  normalmente  sentados a la mesa - un menú consistente en primer plato, segundo plato, postre y café.  Generalmente se trata de platos preparados con unos pocos ingredientes, iguales para todos los comensales.
 
También tenemos otra forma muy distinta de comer, que hasta hace relativamente poco era una forma de aperitivo / entretenimiento antes de las comidas principales:  los pintxos

Comer de pintxos es algo muy distinto: los pintxos son variados por definición, generalmente se comen de pie, es habitual visitar diversos establecimientos para degustar la especialidad de cada uno, el recorrido suele efectuarse en un ambiente desenfadado, amable, divertido…




Gestionar el Ecosistema Interno de una organización es algo parecido:  Se puede hacer como quien guisa un rancho o como quien prepara una buena barra de pintxos surtidos. (tuitear)
 
 
Un Departamento de Recursos Humanos al estilo Rancho está especializado en "café para todos"
(tuitear):  normativas estándar de aplicación a todas las personas que trabajan para la organización, con gran peso en la legislación laboral.  No voy a extenderme más porque es un planteamiento archiconocido.
  
Un Ecosistema Interno bien gestionado se parece a una barra de pintxos (tuitear): Para empezar, se tiene cuidado de diseñar el entorno de trabajo de forma que resulte tan  cómodo, acogedor y motivador como sea posible. 

Del mismo modo, los "ingredientes" y las "herramientas" son sofisticados, siempre frescos y de elaboración exquisita; prácticamente todo se hace "a medida": el puesto de trabajo, la compensación, formación, horarios, evaluación, desarrollo de carrera…

Este enfoque pretende abordar dos variables estratégicas simultáneamente:
 
Las personas como tales: atendiendo a la cuota de felicidad que se les puede facilitar desde la organización;


Las personas en su rol de partícipes de la organización:

  •  facilitando la formación continuada (formal, informal, de apoyo intergeneracional, a través de las redes…), 
  • favoreciendo relaciones de respeto (impulsando la diversidad, la creatividad, la proactividad, el compromiso con los resultados…), 
  • aplanando el organigrama (organizaciones "sin jefes"... ), 
  • favoreciendo la gestión por proyectos en detrimento de los puestos de trabajo…

Todo ello  pensado para que los "comensales" se sientan satisfechos e implicados con la organización, convirtiéndose de esta forma en los mejores prescriptores posibles.

¿Qué hace tu empresa para gestionar su Ecosistema Interno? ¿Qué experiencias conoces, de primera mano o porque hayas leído, oído...?

Para que puedas responder a estas preguntas he preparado una encuesta animus iocandi, (tuitear) cuyo enlace tienes aquí.  Anímate a responder. Con los resultados publicaré un artículo que espero que resulte interesante.  Tengo la sensación de que no  conseguiremos un sesudo estudio científico (smile), pero nos resultará entretenido y nos ayudará a reflexionar.  Muchas gracias por tu participación.


La encuesta está aquí